El toronjil (Melissa officinalis) es una hierba perenne, originaria de la cuenca del mar mediterráneo, muy apreciada por su intenso aroma alimonado, con propiedades antiespasmódicas, calmantes y sedantes.

Ha sido popular desde la antigua Grecia. Entre los años 54 y 68 D.C, Dioscórides, médico, farmacólogo y botánico, estudió las propiedades del toronjil. Alrededor del siglo X los árabes conocían a esta planta como “la hierba del corazón” porque se usaba para aliviar no solo el dolor físico sino también el dolor emocional, característico del “mal de amores”.

Sus flores, ricas en néctar, atraen polinizadores como las abejas, por esta razón se le dio el nombre de melissa, que significa “abeja” en griego. En la antigüedad, las abejas eran consideradas animales sagrados y la miel se utilizaba en ceremonias religiosas, como símbolo de la energía solar. El toronjil, con su especial aroma, por ser uno de los favoritos de las abejas, era parte fundamental en este tipo de rituales sagrados.

Actualmente se encuentra difundida en toda Europa y América, pues se cultiva fácilmente y crece de forma silvestre sobre todo en suelos ricos en materia orgánica. Por su agradable aroma cítrico, en algunos lugares es conocida como “hoja de limón” o limoncillo. Su apariencia es similar a la ortiga pero su aroma alimonado resulta inconfundible. Es valorada desde hace siglos por sus propiedades medicinales, entre las que destacan su efectividad como digestivo y su capacidad para relajar la mente y el cuerpo.

Por su contenido en terpenos, citronela, citronelol, citral y geraniol, se utiliza en aromaterapia y fitoterapia, como un “remedio de emergencia” para aliviar molestias como: cólicos estomacales, tensiones musculares, taquicardias y trastornos relacionados con el estrés. También es un buen repelente de insectos, seguro e inocuo.

En un estudio publicado por la revista Kiru (revista científica especializada de la Facultad de Odontología de la Universidad de San Martín de Porres), se explica la acción neurotrópica del toronjil en la ansiedad de niños durante su estadía en un consultorio dental. A pesar de la típica ansiedad que genera este tipo de situaciones, los niños que tomaron el extracto de toronjil, se mostraron más relajados que los otros.

El toronjil también es un condimento que le da un agradable sabor a las comidas, agregando sus hojas frescas a ensaladas, aderezos y cocteles.

El aceite esencial de toronjil, obtenido por la destilación a vapor de flores, hojas y tallos de la planta Melissa officinalis, es apropiado para tratar diversas afecciones de salud tanto físicas como emocionales. Es uno de los favoritos en aromaterapia por su efecto relajante. Es muy utilizado para fines medicinales por sus propiedades calmantes, digestivas, antibacterianas, antisépticas, antihistamínicas y su exquisita fragancia herbácea y alimonada, que induce a la relajación y promueve la alegría.

 

BENEFICIOS DEL ACEITE ESENCIAL DE TORONJIL

  • Aroma floral, dulce, alimonado, fresco, fuerte, penetrante.
  • Tónico general para el sistema nervioso.
  • Utiliza aceite esencial de toronjil para inducir al sueño, especialmente en niños, usando un difusor de aromas.
  • Alivia jaquecas nerviosas, espasmos intestinales y gastritis.
  • Aplicando unas gotas de aceite esencial de toronjil en zonas adoloridas ayuda a calmar las molestias musculares o articulares.
  • Calma los cólicos menstruales
  • Destaca también como digestivo, alivia las flatulencias, náuseas y tendencias al vómito en personas nerviosas.
  • Sirve para tratar hongos en la piel y actúa contra los virus del herpes.
  • Se recomienda para el tratamiento de enfermedades de las vías respiratorias por sus propiedades antisépticas y antitusígenas.
  • Es un buen repelente de insectos voladores.
  • Es de gran ayuda en casos de estrés, problemas de insomnio o ansiedad.
  • Induce sensaciones de paz y purificación, su aroma promueve pensamientos de abundancia.

 

 

¿CÓMO USAR TU ACEITE ESENCIAL DE TORONJIL?

Una vez que tengas tu aceite esencial de toronjil, verás que son muchos los usos que puedes darle en tu hogar, en aromaterapia, para la limpieza, en cosmética natural, en masajes, para armonizar energías en el trabajo y para ayudarte a equilibrar tus emociones, donde quiera que vayas; su aroma estimula la relajación en todas las personas alrededor.

PARA ARMONIZAR EL AMBIENTE

Puedes agregar en una botella con spray unas cuantas gotas de aceite esencial de toronjil, mezclarlo con un poco de agua y usarlo para limpiar superficies. Si agregas unas gotas de nuestro aceite esencial de limón te servirá para desinfectar de forma natural toda tu casa, como cocina o baños, dejando un aroma relajante.

Con 1 o 2 gotas de aceite esencial de toronjil debajo de la almohada, podrás disfrutar de un sueño profundo y reparador.

Ponlo en un difusor aromático en el baño, antes de darte una ducha, o en tu dormitorio, antes de dormir, para descargar todo el estrés y las tensiones emocionales de la rutina diaria.

PARA ALIVIAR DOLORES MUSCULARES Y TENSIÓN

Hierve un vaso de agua y agrega 10 gotas de aceite esencial de toronjil, déjalo que repose 1 minuto, luego sumerge una toallita, escúrrela y colócala sobre la zona del cuerpo adolorida. El aroma promoverá la relajación. Puedes colocarla en el cuello y espalda baja para tratar puntos de tensión acumulados.

Mezcla 1 gota de aceite esencial de toronjil con una cucharadita de aceite vegetal como nuestro aceite de ungurahui o aceite de coco y frota suavemente el lugar adolorido.

Para dolores de cabeza o jaqueca, mezcla 2 gotas de aceite esencial de toronjil en 1/2 cucharadita de aceite vegetal y aplica en la sien o en la nuca.

TRASTORNOS RESPIRATORIOS

Inhala el vapor de 3-5 gotas de aceite esencial de toronjil diluidas en 2 tazas de agua caliente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *