¿CÓMO FUNCIONAN LOS
ACEITES ESENCIALES?

Un aceite esencial es un líquido complejo, concentrado y volátil, que se obtiene al destilar, macerar o prensar las distintas partes de las plantas aromáticas. Dependiendo de la especie vegetal, los aceites esenciales se pueden extraer de las flores, hojas, tallos, ramas, raíces, cáscaras de frutas, cortezas o resinas de los árboles.

Los aceites esenciales desempeñan una función metabólica en la protección, defensa e interacción de las plantas respecto a su entorno y otras especies. Sus componentes defienden a la planta de insectos, hongos o parásitos y la protegen de los rayos solares o la congelación.

Cada aceite esencial está conformado por cientos de compuestos orgánicos, principalmente terpenos, aldehídos, ésteres, fenoles, óxidos, cetonas y alcoholes. Estos componentes son los que aportan a los aceites esenciales sus aromas característicos y también sus propiedades medicinales y terapéuticas.

Por su variedad de efectos, son múltiples las funciones de los aceites esenciales en distintas áreas de la vida cotidiana. Desde hace siglos, el uso principal de los aceites esenciales ha sido la perfumería. Asimismo se han utilizado tradicionalmente en distintas terapias por sus propiedades calmantes y relajantes.

En la actualidad, se usan como aditivos para la industria cosmética. También se utilizan en la industria alimentaria como conservantes por sus poderes antisépticos. En la agricultura se emplean para el control de plagas por sus efectos insecticidas y acaricidas. Y en la ganadería se añaden a los alimentos de animales como antibióticos o estimulantes del crecimiento.

A partir del siglo XX los aceites esenciales son el elemento principal de una moderna medicina complementaria llamada aromaterapia. Las principales vías de acción de los aceites esenciales en la aromaterapia son: la vía olfatoria, la vía cutánea y la vía oral.

En la vía olfatoria, los aceites esenciales se utilizan en inhalaciones directas del aroma o en difusores que liberan las moléculas aromáticas al ambiente.

Mediante el olfato, los aceites esenciales llegan al sistema nervioso, específicamente al sistema límbico, donde se controlan procesos cognitivos y emocionales como el estado de ánimo, la motivación, el aprendizaje, la memoria y el comportamiento. A través de los pulmones, los aceites esenciales llegan hasta el torrente sanguíneo para beneficiar a todo el cuerpo.

La vía cutánea es la principal vía de administración de los aceites esenciales. Para usarlos en la piel, lo primero a saber es que los aceites esenciales son muy concentrados, si los aplicamos directamente podrían quemar, irritar o sensibilizar la piel (hacerla más reactiva).

Lo segundo que hay que tener en cuenta es que los aceites esenciales no se mezclan con el agua pero sí son solubles en grasas. Por esto, en aplicaciones tópicas es necesario diluirlos previamente en un aceite vegetal que sirva de base.
Los aceites vegetales, como el de coco o el de almendras, son ricos en ácidos grasos que tienen afinidad con la capa de lípidos de la piel, por lo que mejoran la absorción de los aceites esenciales por la vía cutánea.

Esta forma de administración crea una acción local en la zona de la aplicación y además permite que el aceite esencial pase a la sangre en unos minutos, para un efecto general en todo el organismo. Por esto, en la aromaterapia el masaje es uno de los modos de aplicación preferidos para relajar el cuerpo y la mente.

Diversos malestares como contracturas musculares, dolores articulares, problemas circulatorios, golpes, hematomas, jaquecas, incluso el estrés, pueden ser tratados con efectividad al aplicar los aceites esenciales en la piel.

La vía oral está reservada para el uso clínico de los aceites esenciales. Es la vía de administración más delicada, menos segura y con más contraindicaciones. Quizá también es la vía menos eficaz en cuanto a la rapidez del efecto deseado. Está reservada exclusivamente para los adultos, siguiendo las indicaciones de un médico. Suele ser una opción para tratar infecciones digestivas o urinarias y otras enfermedades que requieren la supervisión de un especialista.

Algunos aceites esenciales son altamente tóxicos si se ingieren, pueden estar contraindicados para embarazadas y algunas enfermedades específicas o interactuar negativamente con tratamientos farmacológicos. Por todo esto, es recomendable consultar con un médico antes de usar los aceites esenciales por la vía oral.

En cualquiera de las vías de administración, debido al gran poder de acción de los aceites esenciales, el exceso no resulta más beneficioso, sino que podría causar irritaciones, intoxicación o sensibilización. Por esta razón, siempre se debe acatar las dosis indicadas por los especialistas para no superar la cantidad de gotas recomendadas.

Por su alta concentración, una mínima cantidad de aceites esenciales ofrece innumerables posibilidades de aplicación y gran efectividad. En aplicaciones tópicas solo 2 gotas pueden ser suficientes para lograr un efecto positivo en adultos. Para niños y ancianos las concentraciones deben ser mucho menores.

La vía de administración, la frecuencia de la aplicación, así como la dosis, dependen de varios factores como las características de la persona, los síntomas a tratar y el aceite esencial a utilizar

Aunque no es posible establecer una recomendación universal para usar adecuadamente los aceites esenciales, hay algunas reglas generales que pueden servir de guía, en momentos puntuales, para aliviar leves molestias.

Sin embargo, las recomendaciones generales no pueden sustituir las indicaciones de un médico para el tratamiento de enfermedades específicas. Siempre es recomendable contar con la supervisión de un especialista al usar aceites esenciales para tratar problemas graves de salud.

Para más información, lee la siguiente sección que trata sobre la seguridad al usar aceites esenciales.

APRENDE MÁS

La aromaterapia es un tipo de terapia complementaria o medicina alternativa que sirve para mejorar el bienestar psíquico y físico. Se basa en el uso de los aceites esenciales, a través del olfato o la piel, para prevenir o reducir malestares asociados a algunas enfermedades.
En la actualidad, la ciencia ha demostrado que un aceite esencial es más que el ingrediente de un perfume. Desde que se conoce la composición química de los aceites esenciales y las propiedades terapéuticas de sus componentes, se ha desarrollado una disciplina conocida como aromaterapia.
La aromaterapia consiste en usar aceites esenciales para mejorar la salud y promover el bienestar. Es una medicina alternativa que tiene como finalidad restablecer el equilibrio físico y mental, utilizando sustancias naturales extraídas de las plantas aromáticas.
La mayoría de aceites esenciales son totalmente seguros para utilizar en casa, siguiendo algunas indicaciones básicas. Si un aceite esencial es 100% puro se puede garantizar la seguridad al usarlo en las proporciones y vías de administración adecuadas.
Si estás empezando a practicar aromaterapia en casa, hay algunos aceites esenciales que harán más fácil el comienzo. El kit de inicio incluye los aceites esenciales esenciales más populares, versátiles y fáciles de usar.
Las posibilidades de combinar aceites esenciales son casi infinitas y ofrecen diversas recetas útiles para muchos problemas cotidianos. Además, al combinar aceites esenciales se obtienen aromas únicos, adaptados al gusto personal.
¿Deseas cuidar tu piel con productos naturales? Una de las razones principales para preferir la cosmética natural es reemplazar los cosméticos elaborados con químicos sintéticos que pueden ser tóxicos y afectar la salud a largo plazo.
Si tienes dudas o preguntas sobre el uso de los aceites esenciales, mira esta sección donde respondemos las preguntas más frecuentes sobre su efectividad, aplicaciones y modo seguro de usarlos.
Aceites vegetales no comedogénicos para pieles grasas o acné
Realizar una rutina correcta de cuidado de la piel puede ser todo un arte. Lo principal es saber qué tipo de piel tenemos para elegir los productos naturales más adecuados para cuidarla. En esta sección aclaramos las principales dudas acerca del cuidado natural de la piel.
DIANA HUAMANCHA LEDESMA
DIANA HUAMANCHA LEDESMA
2022-10-06
El aceite de Argán y aceite esencial de Geranio, me están ayudando con las manchitas del acné, ahora estoy empezando con el de Rosa Mosqueta, son productos naturales y me da confianza :) .Además la atención al cliente es muy buena :D
Ali Paredes
Ali Paredes
2022-09-30
Muy buen atención al cliente, y sus productos son super buenos, mi hermanita tenia sus manos resecas por el detergente y el alcohol, el dermatólogo le receto una crema pero no le hacia efecto, hasta que le regale el aceite de palta de NUA y su mano esta super regenerada, muy contenta con el resultado :) y se nota que efectivamente son 100% puros y naturales.
Roxana Romero Garcia
Roxana Romero Garcia
2022-09-09
Exelente
Jonathan Mendoza
Jonathan Mendoza
2022-09-07
Buena atención y buenos productos. Recomendado :)
Grethel León Herrera
Grethel León Herrera
2022-08-23
Tengo más de 3 años usando aceites y distintos productos de NUA, simplemente me encanta.
Laurent Paco
Laurent Paco
2022-08-05
Súper servicio, me mandaron cajitas divinas con cremas y aceites. Excelente regalo! Gracias 🙏
Karol Pinedo
Karol Pinedo
2022-08-02
Tenia un queloide infectado debido a un piercing que no sanaba (aunque tenia la joya de titanio) y compre el aceite esencial del árbol del té que use diluyéndolo en agua esterilizada para mis lavados en la zona. A los tres días de usarlo diariamente empezó a cicatrizar, yo no quería perder el piercing la verdad, pero esto es milagroso! jajajaj. Encantada con sus productos y mi perforación jamás se volvió a infectar ni nada . Aparte de que sus precios son accesibles y no tienes q sacrificar calidad por precio.
Tatiana R.
Tatiana R.
2022-07-19
Super buena atención por whatsapp y en la tienda.
Luis Solis
Luis Solis
2022-07-16
Buena atención, nod gustó mucho a mi esposa y a mi.

100% Natural y Orgánico

Libre de Crueldad Animal

Marca 100% Ecológica

100% Satisfacción Garantizada