Todos hemos atravesado momentos de tristeza debido a situaciones difíciles o traumáticas. Sentir tristeza ante una situación dolorosa es normal. Sin embargo, para muchas personas, cuando el duelo se prolonga, la tristeza empieza a manifestarse en sentimientos de culpa, baja autoestima, insomnio, somnolencia, fatiga y desánimo.

La luz, los colores y los sonidos influyen en el estado de ánimo. De igual modo, los aromas pueden ejercer un efecto positivo no solo en las emociones sino en todo el organismo, debido a las propiedades medicinales de las plantas aromáticas.

Los aromas de algunas hierbas tienen la capacidad para equilibrar el cuerpo, restaurar corazón y restablecer la mente. Con aromaterapia, varios aceites esenciales pueden ayudarnos a recuperar el bienestar, dándonos concentración, relajación, descanso, energía o vitalidad, de acuerdo a lo que necesitemos en cada momento del día.

Está comprobado que los aceites esenciales pueden ayudar a contrarrestar los síntomas de trastornos como la depresión, la ansiedad y el estrés crónico, sin los efectos secundarios de los calmantes o estimulantes convencionales. Por esto, son cada vez más utilizados en terapias complementarias o alternativas. Pueden usarse de diferentes modos, lo más común es usarlos en difusores aromáticos, en masajes, en el agua del baño, en sprays para hacer fragancias corporales o ambientadores, o como aditivos para enriquecer los cosméticos de uso diario.

 

 

LAVANDA

La lavanda es la protagonista principal de la aromaterapia, es muy usada en casos de depresión, pero también se utiliza para tratar diversos problemas de la piel. Tiene propiedades relajantes que ayudan a mitigar el insomnio y al mismo tiempo a recuperar el equilibrio emocional, induciendo sentimientos de calma y meditación.

 

GERANIO

Restaura la autoestima y es un gran equilibrante, restituye la conexión entre el cuerpo y la mente. Su efecto estimulante favorece la voluntad en personas indecisas y genera entusiasmo en personas apáticas. Sus propiedades hormonales disminuyen las molestias de la menstruación y la menopausia. Es especialmente utilizado para tratar problemas cutáneos generados por problemas psicológicos o emocionales.

 

BERGAMOTA

La bergamota es un elixir contra la tristeza, nos ayuda a superar los juicios que hacemos sobre nosotros mismos, a liberarnos de la autoexigencia y a trabajar la autoaceptación. Tiene cualidades calmantes únicas para reducir el estrés. Combate la baja autoestima y la falta de interés.

 

 

NARANJA

Restaura la energía, despierta la creatividad, reduce el aburrimiento, alivia la tensión y quita la rigidez corporal.  Proporciona bienestar. Difunde buen humor y genera optimismo. Tiene efectos relajantes y actúa como sedante suave. Ayuda a combatir los trastornos del sueño. Refresca el ambiente y lo armoniza.

 

YLANG YLANG

Sus propiedades relajantes y estimulantes lo hacen muy recomendado para tratar la tristeza y la depresión. Calma, reduce la tensión y favorece el descanso. Su aroma dulce y penetrante genera sensaciones positivas, mejorando el estado de ánimo. También es reconocido por sus cualidades afrodisíacas. Es ideal para relajar la mente en las noches y aliviar el estrés acumulado durante el día.

 

PATCHOULI

Su efecto calmante induce a la relajación y a la meditación.  Se usa para reducir la negatividad y la irritabilidad, para calmar la tristeza, aliviar el estrés y el agotamiento de origen nervioso.  Equilibra y estabiliza las emociones. Mejora la concentración y genera una sensación de vitalidad.

 

 

MENTA

Alivia dolores de cabeza y jaquecas. Estimula el sistema nervioso y reduce la fatiga. Aumenta la creatividad y la vitalidad. Refresca el ánimo y mejora la concentración. Es un energizante natural, ideal para épocas de estudio o de mucho trabajo en la oficina. Mantiene la mente fresca, mejora la percepción y despierta los sentidos.

 

ROMERO

Ayuda a organizar mejor los pensamientos, disminuye la confusión y aumenta la concentración.  Favorece la adaptación a los cambios. Es un buen relajante muscular. Es muy beneficioso para el estado de ánimo, alivia el estrés. Se usa en caso de fatiga por exceso de trabajo, por sus virtudes revitalizantes, que brindan claridad mental.

 

EUCALIPTO

Es muy refrescante y un gran estimulante. Mejora la concentración y ayuda a mantener altos los niveles de energía. Es muy adecuado para levantar el ánimo y para contrarrestar el cansancio físico o el agotamiento mental. Agudiza la atención, promueve la lucidez y favorece la concentración.

 

 

PRINCIPALES USOS

Mezclar 5 gotas con 50-100 ml de agua y agregar al difusor de aromas.

Poner 2-3 gotas en la almohada, cada noche, para calmar la mente, aliviar la tensión y mejorar el descanso.

Agregar unas gotas al jabón líquido, champú, loción corporal o hidratante facial.

Diluir 1 gota por cada cucharadita de aceite vegetal para usar en masajes.

Aplicar 2-3 gotas en una cucharadita de aceite base y aplicar en toques en las muñecas, sienes o nuca (no extender la aplicación a zonas del cuerpo mayores a 2 cm).

Elaborar una fragancia en spray, diluyendo 20-25 gotas en 250 ml de agua y un chorrito de alcohol, para usar como perfume corporal o ambientador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *