Los masajes alivian el estrés, mejoran la circulación, liberan la acumulación de agua en el cuerpo, colaboran con el sistema linfático que lleva los glóbulos blancos por todo el cuerpo y ayudan a oxigenar nuestras células.

Antiguas culturas en China, Persia, Grecia  y Roma estudiaron puntos energéticos en nuestro cuerpo donde se refleja todo nuestro organismo. Llegando a esos puntos energéticos mejoramos el estado de nuestros órganos internos. Algunas de estas partes con mayor terminación nerviosa son: las orejas, las manos, la cara y los pies.

“El todo está representado en sus partes”

Conecta con tu organismo utilizando una milenaria práctica: la reflexología, una disciplina que consiste en el tratamiento de diversas dolencias a través de la aplicación de masajes terapéuticos principalmente en los pies.

Conocer dónde están los puntos energéticos que activan y “acarician” nuestros órganos desde las plantas de nuestros pies, te ayudará a adaptarte mejor a los cambios climáticos, cósmicos y energéticos, que atraviesas día tras día.

 

Los pies son una de las partes del cuerpo más olvidadas y maltratadas hasta que nos empiezan a doler, soportan todo el peso de nuestro cuerpo. NUA ha preparado una fórmula con insumos amazónicos especialmente diseñada para tus pies. Una crema de reflexología, para el cuidado del los pies, elaborada con aceite de coco amazónico virgen prensado en frío, un macerado de flores de caléndula, aceite de ungurahui prensado en frío, resina de copaiba triple filtrada, cera de abeja, manteca de cacao y aceite esencial de lavanda.

Procedimiento para aplicar la crema de reflexología:

  • Ponte en una posición cómoda, si es antes de dormir mejor pues por las noches los pies descansan y se desinflaman.
  • Unta el bálsamo en tus manos y frota en la palma para entibiar.
  • Haz movimientos circulares por toda la planta de los pies, utilizando la yema de los pulgares, de izquierda a derecha, durante un rato y después en sentido contrario.
  • Desliza la palma de tu mano por tu pie, de arriba hacia abajo, haciendo un poco de presión.
  • Haz movimientos circulares en punta de los dedos de los pies, deteniéndote unos segundos en cada uno y ejerciendo una suave presión. No olvides masajear entre los dedos también.
  • Masajea el talón y los lados en forma circular.
  • La música para meditación te ayudará a concentrar toda tu energía en tus manos para transmitirla, a través de los pies a todas las partes sensibles de tu cuerpo.

Para mejorar los resultados, puedes sumergir previamente tus pies en agua tibia con una cucharadita de sal y una gota de tu aceite esencial de limón NUA, también puedes agregar una gota de eucalipto o lavanda para conseguir un placentero aroma relajante que potencie tu momento de cuidado personal. El aceite de limón o el árbol de té, sirven para desinfectar si los pies están expuestos a la contaminación o para tratar problemas de hongos.

Es normal, que sientas ganas de ir al baño varias veces, después de darte masajes en los pies, ya que estás estimulando la circulación y ayudando a los órganos a liberar toxinas.

En la siguiente imagen encontrarás los puntos energéticos de la planta de los pies, relacionados a cada órgano del cuerpo.

¡Disfruta tus masajes!

ZONAS REFLEJAS DE LOS PIES

1. Cerebro.  2. Cerebelo.  3. Glándula pituitaria.  4. Glándula pineal.  5. Bulbo raquídeo.  6. Garganta.  7. Cuello.  8. Glándula tiroidea y paratiroidea.  9. Vejiga urinaria.  10. Intestino delgado.  11. Intestino grueso.  12. Apéndice.  13. Vesícula.  14. Hígado.  15. Hombros.  16. Páncreas.  17. Riñones.  18. Estómago.  19. Glándulas suprerrenales.  20. Plexo solar.  21. Pulmones.  22. Oídos.  23. Nariz.  24. Ojos.  25. Corazón.  26. Vaso.  27. Timo.  28. Senos paranasales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *