$27 $21

Las pieles secas o sensibles necesitan cuidado y protección porque son más vulnerables a factores ambientales como el clima y la contaminación. El aceite de caléndula, el de almendras y el de pepa de uva tienen cualidades emolientes que le proporcionan nutrición, alivio y protección a este tipo de pieles para que retengan la humedad y no se resequen.