Todos los vegetales que desprenden aroma contienen moléculas aromáticas y los aceites esenciales son las sustancias que concentran a esas moléculas. Se obtienen a partir de la destilación, por corriente de vapor, de las hojas, flores y tallos de diversas plantas aromáticas o mediante la prensión o el estrujamiento de la cáscara de las frutas (especialmente las cítricas).

No son realmente aceites, sino sustancias aromáticas volátiles que concentran al máximo las propiedades medicinales de las plantas. Estas mismas propiedades son las que protegen al vegetal de ataques externos (como plagas, hongos, cortes o golpes) y les otorgan efectos antisépticos, analgésicos, antiinflamatorios, equilibrantes, cicatrizantes, relajantes, energizantes, entre muchos otros. En aromaterapia se aprovechan sus beneficios para tratar a personas con depresión, ansiedad, agotamiento, estrés, falta de apetito, dolor crónico y otros problemas de salud.

Se pueden usar a través de la inhalación con difusores aromáticos o sprays. También se emplean como aditivos en la elaboración de cosméticos y productos de higiene o limpieza como jabones, champús, desinfectantes, ambientadores, perfumes, cremas, lociones. Son utilizados para mejorar el estado de la piel, el cabello y el cuero cabelludo o para potenciar el efecto de masajes terapéuticos. Incluso se usan ampliamente en la industria alimentaria por sus propiedades antimicrobianas para la conservación de alimentos.

Como son sustancias puras, muy concentradas, potentes y volátiles, para aplicarlos en la piel siempre se deben diluir en una sustancia base, pues podrían irritarla si se aplican directamente, en grandes cantidades o en zonas muy extensas. Para usarlos con seguridad y obtener su máximo beneficio, es imperativo cumplir con las indicaciones de un especalista, sobre todo en lo que respecta a la dilución y a la dosis.

Lo primero a tener en cuenta es que los aceites esenciales son hidrófobos, es decir, no se diluyen en el agua, pero sí son solubles en grasas, aceites o alcoholes y ligeramente solubles en vinagre. No se pueden aplicar directamente en la piel, se deben diluir en una sustancia más ligera que funcione como vehículo y que permita esparcirlos con facilidad en la zona del cuerpo a tratar.

También es fundamental la distinción entre aceite esencial y aceite vegetal. Si no conoces la diferencia entre ambos tipos de sustancias, te recomendamos que leas el artículo sobre las diferencias entre los aceites vegetales y esenciales que publicamos anteriormente.

SUSTANCIAS VEHICULARES

ACEITES VEGETALES PUROS

Los aceites vegetales son la mejor opción para diluir aceites esenciales. Son ricos en ácidos grasos, vitaminas y minerales beneficiosos para la salud de la piel. Al combinarlos puedes lograr mezclas personalizadas muy efectivas para afecciones cutáneas o capilares específicas. Por ejemplo, para pieles grasas se recomiendan aceites como el de jojoba, cáñamo o semillas de uva, combinados con aceites esenciales como el de árbol de té o el de ylang-ylang; en cambio, para pieles secas se recomiendan aceites como el de coco o el de almendras, combinados con aceites esenciales como el de lavanda o de jazmín.

ALCOHOL

Si diluimos los aceites esenciales en alcohol con fines cosméticos, obtendremos algo similar a una tintura medicinal. También se suele usar alcohol para elaborar perfumes o ambientadores con aceites esenciales antes de agregarlos al agua. En coctelería, alguno aceites esenciales se emplean para darle complejidad aromática a bebidas exóticas.

 

EXCEPCIONES EN APLICACIONES PURAS

Aunque generalmente se recomienda diluir los aceites esenciales en una sustancia base, existen algunas excepciones en las que se pueden aplicar sin diluir. Lavanda y árbol de té, en casos puntuales y no habituales, se pueden aplicar directamente, por ejemplo, en picaduras de insectos o un granito de acné. Sin embargo, como cada organismo es diferente, se debe tener extrema precaución con este tipo de aplicación. Lo mejor es diluirlos siempre en un poco de aceite base y realizar previamente una pequeña prueba en el antebrazo para verificar que no se producen reacciones alérgicas.

El uso reiterado de aceites esenciales sin diluir aumenta el riesgo de sensibilización y de reacciones adversas. Como son recursos tan poderosos y costosos, por precaución y economía, hay que usarlos con moderación, por esto, diluirlos siempre será la mejor opción.

DOSIS

De manera general, la dosificación segura para diluir aceites esenciales en aceites vegetales para uso tópico es:

ADULTOS

98% de aceite base y 2% de aceite esencial

1 gota de aceite esencial en 1/2 cucharadita de aceite base

 

EMBARAZADAS, NIÑOS MENORES DE 2 AÑOS Y PERSONAS MAYORES DE 80 AÑOS:

99,75% de aceite base y 0,25% de aceite esencial (1 gota de aceite esencial en 4 cucharaditas de aceite base)

Es necesario consultar previamente con un especialista en aromaterapia antes de usar aceites esenciales en el embarazo, la lactancia, en niños menores de 2 años o en adultos mayores.

 

APLICACIONES CONCENTRADAS:

97-95% de aceite base y 3-5% de aceite esencial (3-5 gotas de aceite esencial en 1 cucharadita de aceite base)

Se aplican en dolencias agudas y en áreas pequeñas del cuerpo, como lesiones musculares, dolores de cabeza o molestias respiratorias

Aplicaciones de 5% a 25% se pueden hacer en casos de dolores severos, calambres y contracturas, pero es necesario contar con la supervisión de un especialista en aromaterapia.

 

USOS DOMÉSTICOS:

Para usar aceites esenciales en difusores aromáticos o para elaborar ambientadores o limpiadores no es necesario considerar estas dosis. Se puede usar lo necesario, dependiendo de la cantidad de aroma que se prefiera y siempre será preferible contar con las recomendaciones de un aromaterapeuta certificado para lograr las mejores sinergias posibles y sacarle el mejor provecho a estos preciosos y costosos productos de la naturaleza.

 

Déjanos un comentario acerca de tu experiencia o tus dudas acerca del uso de aceites esenciales en aromaterapia, cosmética o en la limpieza de tu hogar o contándonos cómo los diluyes y cuáles son tus usos favoritos…

 

Nota:
Este artículo tiene fines referenciales e informativos, no pretendemos sustituir las recomendaciones de un especialista en aromaterapia quien puede indicar las dosis y ratios idóneos para cada afección, edad o condición.

29 comentarios de “POR QUÉ SE DEBEN DILUIR LOS ACEITES ESENCIALES Y CÓMO HACERLO

    • Freddy dice:

      Hola Gisela, depende de la capacidad de agua del difusor y del tamaño del espacio. Generalmente 5-10 gotas es suficiente para una habitación grande.

      Saludos, gracias por comentar.

  1. Violeta dice:

    Hola, si quiero usar aceite esencial de muña para la Gastritis lo puedo usar con aceite de oliva extra virgen como aceite vehicular? En que momento del día se debe de tomar? Hay algun invonveniente si la persona tiene problemas cardiacos?
    Gracias por su respuesta

    • Freddy dice:

      Hola Violeta, el uso interno de aceites esenciales es delicado, nosotros recomendamos contar con la supervisión de un aromaterapéuta certificado si deseas ingerir aceites esenciales para tratar alguna afección específica. Si te animas a ingerir muña, se debe diluir muy bien: 1 sola gota en 1 cucharada de aceite de coco o de oliva. Sabemos que tradicionalmente se toma por 1 semana máximo y solo 1 vez al día, junto a la comida. Saludos y gracias por comentar.

    • Luna dice:

      Hola!!!
      Por favor, me encantaría publicasen una información sobre cuál de los aceites esenciales ayudan a parar o reducen la caída del cabello y cual o cuáles aceites estimulan el crecimiento del cabello!!!
      Mil gracias!!! Bendiciones!!!

      • Giselle dice:

        Hola, gracias por comentar nuestra publicación. Para la caída del cabello y estimular su crecimiento es muy recomendable el aceite esencial de romero y el aceite de ricino. Puedes hacer una mascarilla capilar mezclando 2 gotas de romero en 1 cucharada de aceite de coco o de ricino. También puedes agregar 1 sola gota en cada aplicación del champú.

        ¡Saludos!

  2. Rocio dice:

    Hola! He probado diferentes fórmulas para realizar difusores aromáticos, pero aún no logro sentir el olor, es decir, que se aromatice el ambiente. ¿Qué aceite vehicular o alcohol me recomiendan, y en qué proporciones? Gracias!

    • Freddy dice:

      Hola Rocio, gracias por comentar. Para el difusor aromático solo se usan aceites esenciales 100% puros y se recomienda empezar por 5-10 gotas por para 100-250 ml de agua. Los aceites vehiculares, como el de almendras o el de coco, no sirven para el difusor sino como base para diluir aceites esenciales y aplicarlos en masajes. Saludos

    • Freddy dice:

      Hola Dany, al agua (preferiblemente destilada) agrega siempre un chorrito de alcohol para que los aceites esenciales se diluyan un poco porque en el agua no se disuelven, tal como explicamos en el artículo.

      Gracias por comentar, saludos…

  3. Patty Jiménez dice:

    Hola.. entonces,ahora por pandemia,para desinfectar se utiliza gel antibacterial..Pero , puedo hacer mezcla de alcohol con unas gotas de aceite escencial para usar como sanitizante?

  4. Ebert dice:

    Hola buenas tardes quisiera saber la forma de calcular la concentración de un aceite esencial después de su fabricacion para su adición como antioxidante en aceite vagetal.gracias

    • Giselle dice:

      Hola, Ebert, gracias por leer nuestro artículo y por comentarlo. En este momento no contamos con suficiente información para responder a tu pregunta, dependería del aceite esencial y del aceite vegetal utilizados.

      Saludos

  5. Yenny Marulanda dice:

    Buenas noches .
    Hice un aromatizador de palitos de bambú con aceite esencial de lavanda y alcohol, mi mamá es fumadora ¿ Hay algún peligro que cuando ella prenda un cigarrillo haya algún accidente por lo inflamable del alcohol? Con que podría reemplazarlo ?
    Muy buen artículo, saludos

    • Giselle dice:

      Hola Yenny, gracias por tu comentario…

      No, no hay riesgo de accidente porque los palitos de bambú dispersan las moléculas aromáticas de forma segura. Podría ocurrir un accidente solo si el cigarrillo encendido entra en contacto con el líquido del difusor.

      Saludos

  6. Susana dice:

    Por accidente le agregué agua al aceite esencial de orégano ¿le puede afectar en algo al aceite?
    Estaría muy agradecida con su respuesta

    • Giselle dice:

      ¡Hola Susana!

      Gracias por comentar nuestro artículo…

      Los aceites esenciales no son solubles en agua, al estar en reposo el aceite esencial subirá sobre la superficie del agua sin mezclarse. El problema es que tu aceite esencial va a perder su capacidad de diluirse perfectamente en un aceite base, que tampoco se mezcla con el agua. Así como está, lo mejor sería usarlo en vaporizaciones, baños aromáticos o en el difusor, porque son usos que requieren que el aceite esencial se agregue al agua.

      Para que se conserven durante mucho tiempo y sean versátiles, es importante que los aceites esenciales se mantengan puros, bien tapados, resguardados de la luz, hasta el momento de la aplicación o uso.

      Espero haberte ayudado…

      ¡Saludos!

    • Giselle dice:

      Hola Jessica, gracias por tu comentario…

      Los aceites esenciales están compuestos por una gran cantidad de moléculas químicas diferentes que les otorgan su aroma característico y sus propiedades. Entre estos componentes se encuentran: terpenos, alcoholes, cetonas, aldehídos, ésteres, éteres, fenoles, óxidos, carburos, entre otros.

      Si te refieres a si nuestros aceites esenciales están mezclados con alcohol, la respuesta es que son 100% puros, no tienen ningún tipo de aditivos químicos ni están diluidos en ninguna sustancia base.

      Saludos…

  7. Majo dice:

    Hola! Quisiera saber cuantas gotas pueden ponerse en el shampoo en caso de pieles sensibles. También estoy formulando una loción con alcohol y quassia amarga para prevenir la pediculosis ahora que comienzan las clases. Me recomiendan agregarle algunas gotas de aceite esencial? En qué cantidad? Tengo de geranio y neroli. Desde ya, muchas gracias por su ayuda!

    • Giselle dice:

      Hola Majo, gracias por tu comentario…

      La proporción segura para diluir aceites en el champú es: 16-20 gotas de aceite esencial por cada 100 ml de champú.

      Lo más recomendable sería hacer una prueba de sensibilidad previamente en el antebrazo, diluyendo 1 gota de aceite esencial en 1 cucharadita de aceite base para observar cómo reacciona la piel.

      Para la pediculosis los mejores aceites esenciales son: árbol de té, eucalipto, eucalipto limón, clavo, geranio y citronela.

      La cantidad de gotas dependerá de la cantidad de ingredientes usados en la formulación.

      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *