El Patchouli (Pogostemon cablin) es originario del sureste asiático y se ha empleado durante miles de años como fragancia y sustancia medicinal. Es útil para tratar problemas en la piel y el cabello en casos de dermatitis, eczemas, acné, resequedad, irritaciones, caspa y cuero cabelludo graso.  Equilibra las emociones, su efecto afrodisíaco resulta útil en casos de irritabilidad, ansiedad, depresión, estrés o agotamiento.

HISTORIA DEL PATCHOULI

En la India, desde hace miles de años, los sabios utilizaban el exótico patchouli con el fin de cambiar las vibraciones energéticas del aura, limpiar y equilibrar el campo electromagnético e invocar a los poderes naturales que armonizan la vida. En Egipto, se dice que el faraón Tutankamón pidió que 10 galones de aceite de patchouli fueran enterrados en su tumba con él.

En el sureste de Asia antiguos los mercaderes textiles lo usaban para aplicarlo en sus telas, atrayendo a hombres y mujeres. Más tarde en Europa, los ingleses importaban chales de cachemir perfumados con patchouli, para evitar que las polillas se acercaran a la prenda. Los primeros comerciantes europeos intercambiaban una libra de patchouli por una libra de oro, pues quedaron encantados con el aroma. En los años 60 los espirituales lo utilizaban para poder “sentir” mejor a la Naturaleza, pues afianza la conexión con el chakra raíz.

En la actualidad, el patchouli es utilizado ampliamente en la industria moderna, como un componente importante en la elaboración de fragancias para hombres, detergentes, limpiadores y ambientadores.

El aceite esencial es obtenido a través de la destilación a vapor de las hojas secas de la planta, un proceso que provee un alto porcentaje de aceite. El principal componente del aceite esencial es el pachulol, que se utiliza en la síntesis de un medicamento para quimioterapia.

BENEFICIOS DEL ACEITE ESENCIAL DE PATCHOULI

El aceite esencial de patchouli, es de textura espesa y de color amarillo. Se extrae de las hojas de la planta Pogostemon cablin. Su aroma es terroso y exótico, dulce y picante, al mismo tiempo. Es uno de los más beneficiosos para la piel, sobre todo para tratar problemas como eccemas o dermatitis, tiene un gran poder antiinflamatorio y es un buen antiséptico. Posee una gran energía Yang (masculina), que potencia la vitalidad y además ayuda a enraizar pensamientos difusos brindando seguridad, confianza y determinación.

El aceite esencial de patchouli tiene un aroma profundo, dulce, picante y almizclado, que evoca a la tierra mojada. Es un gran afrodisíaco, estimula la liberación de dopamina y serotonina, las hormonas del placer.  Es un poderoso agente curativo, estimula el sistema nervioso, otorga vitalidad y mejora la atención y la concentración.

El aceite esencial de patchouli alivia la tensión nerviosa desactivando a las glándulas suprarrenales del modo de “lucha o huida” que afecta las emociones y altera el sistema inmunológico.

EFECTOS AROMÁTICOS

  • Antidepresivo
  • Estimula la espiritualidad
  • Calma la ansiedad
  • Afrodisíaco

PROPIEDADES TERAPÉUTICAS

  • Reduce la inflamación
  • Es antiséptico
  • Previene infecciones
  • Combate hongos
  • Estimula el sistema nervioso
  • Disminuye y previene el acné
  • Hidrata la piel seca

FORMAS DE APLICAR TU ACEITE ESENCIAL DE PATCHOULI

Si ya tienes tu aceite esencial de patchouli podrás disfrutarlo en todo momento y llevarlo contigo a donde quiera que vayas.  A veces necesitamos un empujoncito a la hora de tomar decisiones, el patchouli te brindará tranquilidad, seguridad y confianza en todo momento. Aplica 1 gota en tu pañuelo e inhala lenta y profundamente.

Puedes utilizar tu aceite esencial de patchouli en un quemador o difusor para ayudarte en la concentración antes de una presentación o una reunión importante, promueve la confianza.

Para el agotamiento, mezcla 1 gota de aceite esencial de patchouli, con 1 gota de aceite esencial de menta, en una cucharadita de aceite vegetal y aplicar en la frente, sienes y nuca.

Mezcla 1 gota de tu aceite esencial de patchouli con 1 gota de nuestros aceites esenciales de lavanda, rosas, romero y eucalipto en 2 cucharaditas de aceite de ricino y caléndula, para un delicioso masaje relajante que además estimula la circulación y aumenta la libido.

Si tienes una tina, puedes combinar unas gotas de aceite esencial de patchouli y aceite esencial de rosas, con una cucharadita de aceite de coco, para conseguir un sueño reparador y aliviar tensiones emocionales o físicas.

Con 1 o 2 gotas de aceite esencial de patchouli puedes deshacerte de los hongos en el cuerpo. Aplica con suaves masajes en el área afectada todos los días y veras como se eliminan las molestias. También puedes aplicarlo en heridas y cortes, evita la infección y ayuda a desinflamar.

Si quieres darle un agradable olor a tu hogar y lograr una limpieza energética de tu espacio, mezcla en un spray: agua, algunas gotas de aceite esencial de patchouli y otras de tu aceite esencial favorito, el aroma no solo llenará tu casa de energía positiva, sino que te ayudará a desinfectar las superficies.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *