El árbol Bursera graveolens, conocido como “Palo Santo”, es originario del Perú. Proviene de la misma familia botánica que el Incienso del Medio Oriente. Es un árbol que crece durante 40 años y puede vivir hasta 80 en total. Suele habitar bosques secos en gran parte de la zona tropical de la costa pacífica suramericana.

El uso de esta “madera sagrada” tiene una particularidad que le permite de algún modo autoconservarse: para alcanzar su máxima calidad debe ser procesada varios años después que el árbol culmina su ciclo de vida natural. Hay que esperar varios años luego que el árbol muere naturalmente para aprovechar el poder aromático de su madera.

PALO SANTO EN CEREMONIAS Y RITUALES DE PURIFICACIÓN 

En Suramérica, el Palo Santo ha sido muy apreciado por curanderos y chamanes quienes, desde tiempos antiguos, lo han incorporado en rituales de sanación, por ser un armonizador espiritual y por purificar los ambientes contra las energías negativas.

Es pieza fundamental de los rituales de Ayahuasca en la selva amazónica. Invoca a los espíritus de las plantas y animales sagrados, limpia el aire para guiar su camino. Otra facultad, según los curanderos, es que ayuda a “limpiar” los ojos, aclara la visión para poder captar las señales de la vida.

Antiguamente en los rituales de caza se utilizaba el Palo Santo para echar humo a los maxilares de los animales cazados y así ayudar a devolver su alma al mundo de los espíritus.

PALO SANTO PARA USO DOMÉSTICO

Hoy en día el Palo Santo se usa en muchos hogares del Perú, de Suramérica y del mundo, con el fin de limpiar las energías negativas que se almacenan en la casa o para calmar la mente del estrés que genera la ciudad y la rutina diaria.

Es muy común encender varitas pequeñas de Palo Santo para apartar las malas vibras, purificar el ambiente y equilibrar la mente. Su aroma es tan característico que es fácil de reconocer y difícil de confundir. Evoca sentimientos edificantes, aleja los pensamientos negativos, favorece la relajación, la concentración y la meditación.

Para usarlo en casa es importante tener en cuenta que toda combustión en un espacio cerrado, genera humo que puede ser nocivo para las vías respiratorias. El mejor modo de disfrutar del aroma del Palo Santo es a través del aceite esencial, que se obtiene mediante destilación a vapor de agua y da como resultado una sustancia aromática concentrada, 100% pura, de grado terapéutico. Lo puedes usar para aromatizar tu casa u oficina, a través de un spray o con un difusor de aromas. Pero lo mejor del aceite esencial de Palo Santo es la posibilidad de aprovechar sus cualidades para la salud de la piel y de todo el cuerpo.

PROPIEDADES MEDICINALES DEL ACEITE ESENCIAL DE PALO SANTO

El característico aroma del Palo Santo se debe a su contenido en monoterpenoides naturales, principalmente el d-limoneno, presente en un 70%. Un compuesto con propiedades medicinales a nivel físico, emocional y espiritual. Indicado en casos de estrés, ansiedad o depresión. Eleva el flujo de energía, induciendo a la mente a la relajación para una meditación profunda.

Además de sus cualidades metafísicas, el aceite de Palo Santo se utiliza para tratar síntomas de resfriados, gripes o alergias, gracias a su contenido de alfa-pineno, un broncodilatador, antiinflamatorio y antibiótico. También ayuda a tratar migrañas, jaquecas y dolores musculares o articulares. Calma el sistema nervioso y estimula el sistema inmunológico.

Su combinación de monoterpenos lo dotan de un gran efecto antioxidante, que lo hacen capaz de combatir el daño producido por los radicales libres e incluso de prevenir y tratar el cáncer.

Es afrodisíaco, estimula la dulzura y la capacidad de dar y de recibir amor. Induce a una sensación de entrega, ayuda a liberar fuertes emociones difíciles de controlar.

Ayuda a reducir irritaciones de la piel, psoriasis, dermatitis, eczemas, caspa y resequedad, aplicándolo con aceite de Caléndula.

También actúa como repelente de mosquitos.

CÓMO USAR TU ACEITE ESENCIAL DE PALO SANTO

En un difusor o quemador, agrega unas cuantas gotas de aceite esencial de Palo Santo para preparar la habitación antes de dormir, estudiar, meditar o practicar yoga. Puedes utilizarlo también en el baño antes de una ducha reparadora.

Otro modo de utilizarlo es untando una gota en la parte interna de cada muñeca, sobando en círculos por un momento. O aplicando una gota en la sien, para relajar la mente antes de dormir.

También puedes agregar 1 ó 2 gotas de Palo Santo a una bolita de algodón y colocarlo debajo de tu almohada, para tener sueños profundos.

Mezcla 3 ó 4 gotas de Palo Santo junto con un aceite vehicular como Aguaje, Ungurahui o Aceite de Coco y masajea tu cuerpo para descongestionar el sistema linfático y desinflamar las articulaciones. Masajea las piernas, desde los pies hacia las caderas, luego los brazos, desde los dedos de la mano hasta el hombro. También aplica esta mezcla en el cuello y el tórax con masajes circulares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *